PÍLDOR@S de junio 2020 

 

  • Deprescripción en demencia

  • Revisión del tratamiento del paciente polimedicado

  • ¡Stop a los malos humos!: bupropion (Zyntabac®) y vareniclina (Champix®)7

  • Síndrome del túnel carpiano: a veces inducido por fármacos

  • Bexsero® ya puede administrarse en pauta 2+1 desde los dos meses de vida

 

BOLETÍN DE INFORMACIÓN TERAPÉUTICA

BIT-NAVARRA

Deprescripción en demencia

El objetivo de este boletín es proporcionar una herramienta que ayude a la deprescripción de fármacos para la demencia (anticolinesterásicos y memantina). Entre otras circunstancias, ha de considerarse en caso de demencia avanzada (GDS ≥ 6), si hay efectos adversos o interacciones no tolerables, si no se observa un beneficio o si no es posible un cumplimiento terapéutico adecuado. La deprescripción debe ser individualizada y progresiva, monitorizando posibles efectos de retirada. Se plantea un algoritmo de deprescripción, así como un esquema de dosificación para su retirada y las acciones a realizar en caso de reaparición de síntomas. La decisión debe tomarse junto al paciente o cuidador, debidamente informado. Además se muestran los efectos adversos e interacciones de los fármacos antidemencia.

 

OTRAS PÍLDORAS

SACYL

Revisión del tratamiento del paciente polimedicado

7 tablas que resumen las recomendaciones de revisión terapéutica a pacientes polimedicados: 1) Generales (revisar la pertinencia del diagnóstico asociado a cada prescripción y evitar lo innecesario); 2) Adecuación a objetivos (de antidiabéticos, hipolipemiantes, antidemencia, IBP, AAS, osteoporosis); 3) Alertas de seguridad (de la AEMPS y otras); 4) Interacciones (triple whammy, antidemencia y anticolinérgicos, etc.); 5) Duplicidades; 6) Opioides (claves para un uso adecuado y seguro); y 7) Otros (principios activos que aumentan el riesgo de fractura, depresores del SNC, BZD de t1/2 larga, indicación de alopurinol, etc.). Las recomendaciones no sustituyen el juicio clínico profesional, son un apoyo para facilitar la revisión. 

 

INFORMACIÓN PARA PACIENTE

i-BOTIKA - CEVIME

¡Stop a los malos humos!: bupropion (Zyntabac®)

¡Stop a los malos humos!: vareniclina (Champix®)

Estas dos fichas de información sobre medicamentos dirigidas a pacientes se dedican a bupropion y vareniclina. Aportan instrucciones sobre su uso y una infografía de la pauta adecuada en cada caso. Incluye además aspectos de seguridad para orientar al paciente sobre cuándo no se debe iniciar su toma, cuándo debe consultar a su profesional sanitario y, en ocasiones, cuándo dejar de tomarlos. También informan de en qué casos se cumplen los requisitos para que sean financiados, según las condiciones establecidas por el Ministerio de Sanidad. 

 

FARMACOVIGILANCIA 

SALUD Y FÁRMACOS y REVUE PRESCRIRE

Síndrome del túnel carpiano: a veces inducido por fármacos

Traducción del artículo aparecido en La Revue Prescrire sobre que el síndrome del túnel carpiano puede ser consecuencia del consumo fármacos. Están implicados principalmente los antiestrógenos inhibidores de la aromatasa (anastrozol, exemestano y letrozol), los bifosfonatos y los anticoagulantes orales (de todo tipo). En mayor o menor medida también se ha relacionado o ha habido notificaciones con anticonceptivos hormonales, danazol, hormona del crecimiento, antirretrovirales (principalmente inhibidores de la proteasa) y otros (fluoroquinolonas, betabloqueantes, etc.). Al afrontar un caso de síndrome del túnel carpiano, se debe considerar el posible papel de un fármaco. Si se sospecha, su retirada es una de las opciones terapéuticas a considerar, dado que a menudo permite que los síntomas reviertan, evitando así el tratamiento quirúrgico.

 

PEDIATRÍA

AEP-CAV

Bexsero® ya puede administrarse en pauta 2+1 desde los dos meses de vida

La Agencia Europea de Medicamentos ha autorizado un cambio de la posología en la ficha técnica de la vacuna frente al meningococo del serogrupo B (Bexsero®): a los 2 meses de vida ya se admite como válida la primovacunación con dos dosis (separadas por un intervalo de al menos 2 meses entre ellas), más una dosis de refuerzo entre los 12 y 15 meses de edad (con un intervalo de al menos 6 meses desde la segunda dosis de la inmunización primaria). Por lo tanto, en la primovacunación iniciada entre los 2 y los 5 meses de edad, a partir de ahora se consideran válidas y equivalentes en efectividad dos posibles pautas: dos dosis separadas por al menos 2 meses, o bien, como hasta ahora, tres dosis separadas por al menos un mes.

 

 

Las PÍLDOR@S informativas son boletines elaborados por la Comisión de uso Racional del Medicamento (CURM) del Área de Salud Ibiza-Formentera.

La información de este sitio web está dirigida exclusivamente a profesionales de la salud. Si tiene o sospecha de un problema de salud, consulte con su médico.

© elComprimido 2020 | Servei de Salut de les Illes Balears